jueves, 1 de octubre de 2020

Por publicidad engañosa los influencers podrán ser multados con más de mil millones de pesos

Para nadie es un secreto que los influencers se han convertido en grandes aliados para las marcas en un momento en el que el consumidor parece dudar de todo y creer menos en lo que que las marcas pornpropia voz dice.

Esta tendencia tiene sentido si consideramos que el 70 por ciento de las decisiones de compra entre los consumidores son guiadas por las recomendaciones de personas a quienes consideran sus pares, según un estudio reciente de Collective Bias.

Cifras a la alza

Es por eso que, de acuerdo con un reporte de eMarketer, el 71 por ciento de profesionales consideran que el influencer marketing puede ayudar a crear mayor conciencia de marca. Además, el 67 por ciento de los especialistas en marketing creen que les ayuda a llegar a públicos más específicos.

Con esto en mente, el influencer marketing se ha convertido en una práctica que gana peso dentro de las estrategias de marcas de casi todas las categorías, lo que se traduce en un negocio que se cuenta en millones.

Estudios recientes indican que la industria del influencer marketing tendrá un valor 10 mil millones de dólares para 2020, esto gracias a que el 43 por ciento de los equipos de mercadotecnia experimentan con acciones de marketing de influencia para definir el valor real que aporta a su marca.

Entre confianza, fraudes y multas

Aunque estas cifras hablan de la salud del sector, lo cierto es que alrededor de los influencers y sus estrategias, existen aún muchas dudas y prácticas turbias que han mermado de manera importante en la confianza y credibilidad de las personas ante estas estrategias.

Splendid Communications indican que casi la mitad de los usuarios de medios de comunicación social creen que las sociedades entre influencers y marcas carecen de autenticidad, y que estas celebridades de la nueva era trabajan con marcas en las que no creen.

Esto tiene impactos en el alcance y demás objetivos que las marcas buscan alcanzar con estas acciones, si consideramos que 61 por ciento de los usuarios admite que han dado unfollow a un influenciador que promovió demasiados productos, cifra que gana relevancia cuando consideramos que 53 por ciento de los mismos asume que un influenciador se ha vendido cuando menciona una marca, aún cuando esto no sea una realidad.

Este tipo de problemas que en muchos casos son una realidad, pueden fácilmente traducirse en un engaño, por lo que autoridades de muchos países están buscando la manera de regular la publicidad que se desprende de estos esfuerzos en un ejercicio para dar mayores garantías a los consumidores.

Más de mil millones de pesos

Con esto en mente, crece en relevancia las últimas medidas al respecto ejecutadas en el mercado colombiano, en donde las autoridades han decidido imponer multas para aquellos influencers que promuevan productos fraudulentos o que engañen, de alguna forma al consumidor.

A través de una rueda de prensa, la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) en Colombia lanzó una “guía de buenas prácticas” que obligará a los influencers a hacer del conocimiento de sus seguidores cuando una recomendaciones es pagada, ya sea en efectivo, con productos o con servicios.

De esta manera, los influncers deberán utilizar hashtags como #Publicidad, #Patrocinado más #nombre de la marca, siempre en castellano, cuando este tipo de asociaciones tengan lugar.

Particularmente, cuando la recomendación se haga en video, los influencers deberán advertir que detrás de cada palabra hay una marca.

De no acatar estas indicaciones, que se suman a otro tipo de restricciones y anotaciones, los influncers se harán acreedores a ciertas multas. 

Por ejemplo, en caso de que se promocione un producto o servicio que resulte ser un fraude o que este fuera de las prácticas recomendadas en la guía de la SIC, el influencer “se puede enfrentar a sanciones que ascienden hasta los 2.000 salarios mínimos legales mensuales vigentes”, cifra que es equivalente a cerca de mil 700 millones de pesos colombianos.

Al tiempo que la disciplina crece, es posible que te tipo de acciones y regulaciones se hagan más frecuentes, por lo que estrategas e influencers deberán trabajar con mayor cercanía para evitar ser sancionados en una suerte de proteger las garantías del consumidor.



from Marketing Digital – Revista Merca2.0 https://ift.tt/33pZB21
via IFTTT

No hay comentarios:

Publicar un comentario