jueves, 17 de septiembre de 2020

3 claves para que tu marca aproveche el (atípico) Buen Fin con éxito

Aunque es cierto que falta poco menos de dos meses para la edición 2020 del Buen Fin comience, la realidad es que las condicione sobre las que se dará esta temporada promocional son especialmente desafiantes.

Las medidas sanitarias sumadas a las últimos problemas de logística que se han reportado en terreno de e-commerce obligarán a las marcas participantes de esta edición del Buen Fin planear con mayor precisión su actuar en este evento.

La importancia del Buen Fin

Y es que aunque hay muchos aspectos que podría jugar en contra de este evento, lo cierto es que para las tiendas y puntos de venta resulta vital intentar mejorar sus ingresos ante la debilidad del consumo interno.

Las últimas cifras entregadas por la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) indican que las ventas de tiendas iguales en departamentales cayó -72.7 por ciento en abril; en mayo repitió la tendencia a la baja con -49.6 por ciento, en  junio -44.6 por ciento y en  julio -22.6 por ciento. 

En las tiendas especializadas los números para abril registraron una caída de -17.5 por ciento, en mayo de -16.4 por ciento en junio -14.5 por ciento y julio -9.9 por ciento.

Aunque se registra una sensible mejora, lo cierto es que todo indica que la recuperación será lenta. En este sentido, el Buen Fin ha demostrado ser un buen motor que, aunque momentáneo, logra mover de manera interesante las cajas registradoras de miles de negocios que ahora mismo lo necesitan con creces.

La perspectiva no es errada si consideramos que, días antes de que se celebrará la edición 2019 del Buen Fin, los pronósticos indicaban que las ventas alcanzarían 118 mil millones de pesos, lo que representaría 5 por ciento más con respecto a lo registrado durante 2018, según dijo la Confederación Nacional de Cámaras de Comercio y Servicios Turísticos (Concanaco). Lo cierto es que luego de terminado el fin promocional, estas cifras se superaron.

3 claves para triunfar

Desde la extensión de los días promocionales hasta la puesta en macha de diversas facilidades de compra, lo cierto es que el Buen Fin busca ser el rayo de esperanza que muchos puntos de venta en el país buscan.

Aunque los organizadores han buscado que esta temporada sea el mejor escenario para reactivar las ventas, lo cierto es que las marcas que participen deberían de trabajar por su cuenta para ser venderos ganadores durante este atípico Buen Fin, con lo que compartimos tres claves para conseguirlo:

No todo es digital

El e-commerce será crucial en esta edición del Buen Fin. De acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de Ventas Online (AMVO), 4 de cada 10 comercios esperan que su canal de venta online crezca más del 50 por ciento, con lo que los afiliados a este organismo esperan que el 30 por ciento de sus ventas totales provengan de dicho canal.

No obstante, esta es una parte de la ecuación: 6 de cada 10 compradores recurrieron tanto al canal digital como al físico.

Enfocarse ciegamente en digital será un error toda vez que el grueso de los compradores buscará tener una experiencia omnicanal, misma que deberá ser atendida por las marcas. 

Asesoría al consumidor 

En tiempos en los que la economía está detenida y con ingresos reducidos, los consumidores buscarán en todo momento encontrar la mejor relación entre precio-beneficio. 

DE esta manera, aunque las promociones atractivas funcionarán como siempre lo han hecho, las marcas ahora necesitan dar un plus al respecto. Su función deberá de estar más asociada en apoyar a los consumidores a hacer un uso más eficiente de sus presupuestos mediante descuentos y ahorros exclusivos.

Optimización de servicios y opciones de entrega 

En medio de una exigencia omnicanal de compra, las marcas participantes deberán de ajustar y perfeccionar sus servicios y opciones de entrega, en donde si bien los servicios convencionales de paquetería pueden ser una opción, no deberían de llevarse el grueso de la responsabilidad. 

Pensar en sistemas de pago contra entrega o bien de compras en línea para recoger en tienda pueden ser curiales para sortear uno de los problemas más evidentes en el e-commerce actual: el delivery.



from Marketing Digital – Revista Merca2.0 https://ift.tt/2RAxS7O
via IFTTT

No hay comentarios:

Publicar un comentario