domingo, 1 de marzo de 2020

¿Cómo hacer una campaña viral? Estas compañías nos muestran como

  • La viralidad de contenidos es esa euforia a la que toda marca quiere aspirar. Hay algo de fascinación sobre el tema.

  • Para las marcas hacerse virales representa un mejor comportamiento de engagement entre los consumidores.

  • Un ejemplo de campaña viral fue la de BBVA, tuvo un alcance de 47 mil cuentas y una exposición mayor a las 57 mil impresiones.

La viralidad de contenidos es esa euforia a la que toda marca quiere aspirar. Hay algo de fascinación sobre el tema. Más de una empresa trata de formular una manera de lograr imitar el comportamiento de esos booms mediáticos de internet.

En la era del internet la viralidad es la clave del éxito. Tener un video que junte miles de vistas se convierte en la manzana deseada de todos, sin embargo ¿cuál es clave para lograr eso? La respuesta es tan ambigua como el azar.

Aunque hay una marcada diferencia, pues los virales realizados por usuarios están guiados por la bandera del amateurismo, detrás de las producciones de marcas están generadas por una estrategia y estudios, al final los dos escenarios están influenciados por la suerte.

Para las marcas hacerse virales es casi una obsesión pues eso representa un mejor comportamiento de engagement entre los consumidores. Porque si es bien aceptado por el público se genera tráfico, los internautas lo comparten, lo comentan, lo suben a sus propias redes sociales, interactúan entre ellos e incluso generan contenido.

La interacción, gracias a la viralidad, entre usuario y marca se convierte en algo orgánico. El comercial o la campaña viral logra captar la atención y generar buenas respuestas, colocándose en lugares insospechados como en la memoria de los consumidores. Es muy probable que los consumidores recuerden el último anuncio viral que vieron.

Recientemente una de las empresas que logró algo similar fue BBVA, la campaña se hizo tendencia en redes sociales y más de un usuario compartió el contenido de la compañía bancaria en sus propias redes sociales. La respuesta del público llegó al punto que diferentes usuarios realizaron hilos de twitter para compartir los dos comerciales, uno protagonizado por Plastilina Mosh y el otro hace una completa referencia al artista de canciones infantiles Cri-Cri. La campaña tuvo un alcance de 47 mil cuentas y una exposición mayor a las 57 mil impresiones.

 

De acuerdo a Lauren Gensler, escritora de Forbes México, para que una campaña de publicidad pueda ser eficaz debe ser: memorable; resonar en los consumidores con autenticidad y entregar un significado personal; comunicar cómo el producto se ajusta a la vida o el trabajo de los consumidores para que sean mejores, más productivos; Apoyar valores que vayan más allá del producto o servicio; estar siempre vinculada a la marca, de forma que el anuncio no pueda ser atribuido a otro competidor.

En ese tono según Gensler las marcas que combinan poderosos mensajes, inspiradores y significativos pueden tocar más al público, son más creíbles y fiables. Las campañas más exitosas a veces se basan más en percepciones psicológicas profundas. El hecho es que las marcas y las empresas deben probar nuevas estrategias y nuevos formatos, y sobre todo se debe asumir que las vías tradicionales de posicionamiento ya no funcionan del todo.

Como señala un análisis publicado en The New York Times, el cual determina que es posible que el futuro de los anuncios pase por el acto de vender un producto con todas las virtudes de éste y además vender los valores éticos y morales de la misma.

Un ejemplo de esto fue la campaña de Renault, lanzada en la navidad pasada, el spot tiene como protagonistas a dos niñas, se hacen amigas durante el verano y en medida que crecen se enamoran. Este tipo de campañas que son más narrativas son hechos para cumplir con una intención masiva. El anuncio se hizo inmediatamente viral por el mensaje de inclusión.

Los virales que funcionan para las marcas siempre parecen ser un contenido aparte, la presencia de la marca siempre se insinúa y no es explícito, Estos anuncios deben jugar con lo emocional, siempre son estas las culpables de que las cosas funcionen y al final es lo que obliga al consumidor a desear lo material. Las emociones, siempre positivas, son las que generan el engagement adecuado en redes sociales.



from Marketing Digital – Revista Merca2.0 https://ift.tt/39fkYU6
via IFTTT

No hay comentarios:

Publicar un comentario