miércoles, 15 de enero de 2020

Instagram se pelea con Photoshop y tu marca podría pagar los platos rotos

La lucha de las redes sociales por ser cada vez más auténticas y no contribuir a la distribución de fake news y contenido falso es evidente. Los movimientos recientes de Instagram son claro ejemplo de la tendencia.

La red social de los fierros propiedad de Facebook anunció en semanas pasadas una nueva forma de etiquetado para identificar contenidos falsos e inapropiados, y ahora parece dar un paso más.

¿Una pelea con Photoshop?

La red social anunció que desde ahora, su algoritmo ha sido modificado para que cuando identifique una imagen o video que no sea real, muestre un anuncio al usuario para notificar sobre esta situación antes de que el contenido pueda ser consultado.

La medida que está en vigor tiene como fin combatir la propagación de información que pudiera caer en la categoría de fake news; no obstante, se trata de un cambio que parece tener aún muchas áreas de oportunidad ante la poca discriminación en el contenido dentro de una red social que nació y se mantiene como un foro para todo tipo de expresiones visuales.

La puesta en marcha de esta modificación parece que no discrimina entre imágenes artísticas que se crean de manera digital con aquello que puede ser contenido falso.

Esto sucede aún cuando la compañía, asegura que las variables que la nueva versión de su algoritmo emplea para catalogar un contenido como falso son sobre todo el feedback que se recibe por parte de los propios usuarios y los verificadores de datos externos con los que trabaja la red social.

La implicación para las marcas

Lo cierto es que que esta medida impactará de manera importante a las acciones que las marcas desarrollen dentro de la red social.

Y es que los contenidos que son alterados de alguna manera (por ejemplo a través de Photoshop) no sólo se ocultan bajo la notificación mencionada, sino que además se retiran de la sección de “Explora”, al tiempo que los usuarios que no son seguidores de la cuenta que las ha publicado no podrán verlas como recomendaciones.

Asimismo, estos contenidos tampoco se mostrarán al pulsar sobre un hashtag determinado dentro de la página que muestra las últimas imágenes relacionadas con la etiqueta.

Por diversas razones, estas limitante podría ser un freno para las acciones de mercadotecnia y publicidad implementadas por las marcas en esta plataforma.

¿Instagram caba su propia tumba?

En la actualidad, Instagram cuenta con una base mundial de usuarios que supera los mil millones de usuarios con un promedio de uso de 206 minutos al mes, lo que por simple alcance la hace atractiva para un sin fin de marcas.

De hecho, con lo que los ingresos publicitarios de la plataforma pasarán de los 4.100 millones de dólares proyectados al cierre de 2017 a 10.870 millones de dólares durante 2019, de acuerdo con datos de eMarketer

No obstante, lo cierto es que diversas medidas tomadas por la red social que desde hace años pertenece a Facebook, han puesto en riesgo la relación entre empresas y plataforma.

Desde la desaparición de los likes hasta la calificación, al parecer, sin filtro de los contenidos son iniciativas que han mermado el engagement que las marcas son capaces de generar mediante la plataforma social.

Según el informe de Trust Insights sobre las marcas en Instagram, desde mayo pasado, se registra una disminución del 18 por ciento en el engagement promedio (en su mayoría, me gusta) alcanzado por las marcas en comparación con lo registrado a principios del año pasado.

En la misma línea, las conclusiones de Socialinsider, mismo que indica que desde noviembre de 2018, se reportaba que la media de compromiso ya se ubica en 3 por ciento considerando comentarios y likes. Esta cifra ahora se ubica en 2 por ciento, en donde las cuentas más populares (mayores a 5 mil seguidores) son las que se ven más afectadas.



from Marketing Digital – Revista Merca2.0 https://ift.tt/36YI3sP
via IFTTT

No hay comentarios:

Publicar un comentario