viernes, 30 de agosto de 2019

La imagen viral del gato ya domina los posteos de las marcas, pero no todas aplican bien la estrategia

La viralidad es un camino que algunas marcas quieren recorrer con sus campañas, aunque siempre con el objetivo de que se les relacione con aspectos positivos. Sin embargo, sólo algunas firmas han conseguido tal hazaña.

La mayoría no consigue que su contenido se extienda en las poderosas redes sociales por algo bueno, sino que cuando se equivocan en alguna estrategia, suelen aparecer en los reflectores. La viralidad es un “arma de doble filo”.

Si bien – de acuerdo con Statista – el content marketing es la estrategia más efectiva, con 20 por ciento de la elección de los mercadólogos, lo cierto es que cuando se trata de un contenido malo lo mejor que le puede pasar a una marca es pasar desapercibida, pero en ocasiones lo que le ocurre es peor: extenderse por el duro mundo de internet, que regresa críticas en millones.

Cuando el contenido es bueno, el éxito prácticamente está garantizado. Los memes son elementos que se pueden aprovechar en este sentido, aunque en su caso ellos ya son virales y las marcas suman ese potencial, suelen ser elementos que impulsan a las marcas. Generalmente se originan de una tendencia, pero algunos otros son naturalmente un chiste que llega para quedarse, es el caso del gato viral.

En él aparece Taylor Armstrong, actriz de la serie The Real Housewives of Beverly Hills, cuyo grito se originó en una escena tras pelear con una de sus amigas. El gatosentado en una mesa con un plato de ensalada es Smudge Lord, famoso en Instagram por su repulsión a los vegetales.

La usuaria de Twitter @MISSINGEGIRL fue quien combinó ambas imágenes para generar el meme viral que las marcas están retomando en sus perfiles oficiales de redes sociales, algunas de forma fortuita, otras de maneras lamentables.

Las marcas

Netflix lo hizo muy bien si consideramos su interacción. De una “desventaja” hizo un chiste por medio de la imagen y esto generó que sus seguidores reconocieran la hazaña con likes y números de veces compartidas.

 

Corona obtuvo una lección por parte de sus seguidores, sobre una mejor versión de la imagen, mucho más natural y acorde con el meme, la imagen original con un copy más sencillo, muestra de que no siempre las agencias tienen más creatividad que los propios consumidores. Uno de sus seguidores posteó el meme que probablemente la marca debió generar.

La Casa de Toño fue más atinada al sumarse a la tendencia, pues dejó las imágenes originales y en simples palabras logró sumarse correctamente a la imagen viral.

Este tipo de temas son especialmente atractivos para los mexicanos, pues hay que recordar que el 90.5 por ciento de los usuarios digitales mexicanos afirmaron que usaban Internet para su entretenimiento, según una encuesta del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Comunicarse es la segunda actividad más popular, seguida de informarse, educarse e incluso instruirse sobre alguna especialización. Cerrando el top cinco está el acceder a contenido virtual.

Estas cifras son muestra del comportamiento del usuario digital mexicano y del camino que pueden seguir las marcas al respecto.



from Marketing Digital – Revista Merca2.0 https://ift.tt/32iZktY
via IFTTT

No hay comentarios:

Publicar un comentario