jueves, 7 de marzo de 2019

Trump lo llama “Tim Apple” y el CEO lo capitaliza: Así se construye una marca personal a favor de una empresa

Durante una reunión de la Junta Asesora de Políticas de la Fuerza Laboral Americana en la Casa Blanca, este miércoles, Donald Trump agradeció a Tim Cook, CEO de Apple por las inversiones realizadas en la Unión Americana y un error se convirtió en el protagonista del momento.

“Realmente hiciste una gran inversión en nuestro país. Lo apreciamos mucho, Tim Apple“, dijo Trump y todos enmudecieron.

Las redes sociales hicieron eco de la peculiar equivocación, lo que llevó al “nuevo nombre” de Tim Cook a ser trending topic global durante varias horas. Tan sólo los últimos 100 tweets que menciona el término “Tim Apple” han generado, según mediciones de Tweetreach, 133 mil 096 impresiones así como un total de 113 mil 670 cuentas alcanzadas.

Un detalle que suma a la marca

Lo interesante del hecho fue la reacción del CEO de una de las empresas más valiosas a nivel mundial.

Desde su cuenta de Twitter, Cook decidió hacer eco del error del mandatario norteamericano y cambió su nombre de usuario sustituyendo su apellido por el logo de Apple.

El pequeño detalle fue rápidamente demacrado por miles de usuarios en redes sociales, quienes aplaudieron el pequeño movimiento que sin duda sumó puntos a la empatía que desde antes Cook despertaba entre los muchos seguidores de Apple.

La imagen del CEO, fortalece la marca

Aunque el caso podría parecer un ejemplo burdo, la realidad es que mucho dice sobre la importancia que tiene la imagen del CEO para construir marcas fuertes en el mercado, capaces de ganar la empatía de los consumidores y, así, incrementar sus posibilidades de ventas en el mercado.

Desde Weber Shandwick México, indican que la imagen de una empresa está intrínsecamente ligada a la reputación de su presidente ejecutivo. La reputación positiva del CEO aumenta la atracción de los inversores (88 por ciento), la protección contra crisis (91 por ciento) y la atracción y retención de talento (81por ciento y 79 por ciento respectivamente)”.

La imagen del CEO es un activo que la marca debe asumir como tal. Tener en mente este contexto es de suma importancia para las compañías más aún en un momento en el que tomarán el control profesionales más jóvenes como consecuencia de las estructuras multigeneracionales en las plantillas laborales que hoy caracterizan al mercado, situación que podría implicar movimientos a nivel dirección mucho más frecuentes.

Tim Cook y Apple comprenden con maestría esta premisa, con lo que el líder de la firma convertido un llamativo error en una ventaja a favor de su marca personal y de su firma personal, que de paso se tradujo en un interesante forma de publicidad para la compañía de la manzana.



from Marketing Digital – Revista Merca2.0 https://ift.tt/2EEOch0
via IFTTT

No hay comentarios:

Publicar un comentario