sábado, 16 de marzo de 2019

Starbucks se desmarca de Michael Jackson y los usuarios no lo perdonan

Michael Jackson es quizá la figura de la cultura pop más influyente de los últimos 50 años y el poder de su marca lo demuestra. Sin embargo, aunque hablamos de una imagen que se mantiene vigente lo cierto es que nos siempre se relaciona con temas positivos y la nueva postura de Starbucks así lo demuestra.

En días recientes, la memoria de Jackson ha estado particularmente presente en la industria mediática, como consecuencia del documental Leaving Neverland el cual consigna testimonios que describen los abusos sexuales contra menores presuntamente perpetrados por el extinto Rey del Pop.

Las acusaciones y material del documental han tenido el poder para poner la imagen de artista en jaque, con lo que diversas marcas se han alejado de cualquier elemento que los relacione con dicha celebridad.

De Los Simpsons a Louis Vuitton

Dos ejemplos al respecto dieron la nota esta semana. El productor de Los Simpsons , James L. Brooks, en declaraciones para  The Wall Street Journal afirmó que se dejaría de emitir el episodio “Papá está loco” (Stark Raving Dad), emitido por primera vez en 1991 y que incluía una participación del cantante.

A esto se sumó la marca de moda francesa Louis Vuitton, misma que habría utilizado referencias al legado de Jackson en sus colecciones de otoño-invierno de 2019, pero que durante esta semana anunció que estos productos quedarían en la bodega para evitar malos entendidos.

¿El tiro por la culata para Starbucks?

A esta tendencia se sumó Starbucks, firma que informó que no volverá a incluir en sus listas de reproducción canciones de la estrella del pop como consecuencia de las acusaciones de abuso infantil que ahora enfrenta la imagen del cantante.

La decisión fue parte de una respuesta que la marca de cadenas de café hizo en redes sociales a una usuaria que cuestionó porqué la firma seguía reproduciendo las canciones del Rey del Pop pese a las denuncias de abuso infantil. Starbucks contestó de la siguiente manera:

“Gracias por informarnos. Podemos confirmar que actualmente no hay canciones de Michael Jackson en las listas de reproducción de Spotify oficiales de Starbucks. ¿Nos compartiría la ubicación de la tienda para que podamos hacer un seguimiento?”.

Sin embargo, lo que parecía un movimiento para proteger su marca se convirtió en un motivo para recibir criticas por parte de algunos clientes quienes descalificaron que tomara partido dentro del escándalo sexual.

Recordemos que para los consumidores resulta cada vez más importante el lugar en donde sus marcas deciden publicitarse y los contenidos con los que deciden hacerlo, aspectos que tiene un impacto directo en sus decisiones de compra más cuando se relacionan con temas tan delicados como en el caso presentado.

Un reciente estudio realizado por Broadband Genie encontró que el 70 por ciento de los consumidores califica como inapropiados a aquellos anuncios que aparecen junto a contenidos sexualmente explícitos, mientras que 69 por ciento hace lo propio cuando se trata de materiales de carácter racista, 66 por ciento con referencia temas violentos y 65 por ciento con materiales extremistas.

Aún cuando Starbucks intentó librarse de estas estadísticas, lo cierto es que como marca tomar una postura ante situaciones delicadas debe tener el sustento adecuado, toda vez que el consumidor es irracional.



from Marketing Digital – Revista Merca2.0 https://ift.tt/2JrQOEO
via IFTTT

No hay comentarios:

Publicar un comentario